SU PALABRA ERA DIRECTA Y SENCILLA…

UN POCO DE CARLOS DI FULVIO, CANTO BROCHERIANO

Su palabra era directa y sencilla. Todos lo entendían y gustaban de ella, era Brochero un paisano mas entre los paisanos, sombrero negro de anchas alas “cigarrito i chala” entre los labios, infatigable caballero en mula, recorría de día y de noche su curato.
Todos lo conocían como el conocía a todos, y aunque el tiempo le era breve para “desgranar rosarios -como gustaba decir, siempre encontraba el necesario para hacer un alto en el camino.
Anduvo por el Tucumán hablándole a los zafreros. Allá por Lules, Medina, Santa Ana, Ingenio la Trinidad, donde aprovechando la curiosidad de una vaca negra que los miraba, les dijo: ” Así como esta vaca que tiene la señal y la marca de este ingenio, así estamos marcados nosotros por Dios, pero no en las ancas, ni en las paletas, he…?, sino en el alma, mi amigo… Y sepan que tampoco señala en las orejas, pero si en la frente y con la cruz.
Como hombre, en Córdoba, tras la sierras, entendía que los padres de familia no tenían porque emigrar hasta aquellos lugares en busca de sustento, les enseño a sembrar y a recoger sus propias cosechas, incentivando así la incipiente agricultura en la Pampa de Pocho. Que un extenso territorio sin caminos, obligaba a sus habitantes a sobrellevar una vida reclusa, aislandolos de todas las posibilidades que brinda el progreso, y que por lo tanto era algo inconcebible, pues bien, el lo hizo: (a parte de reglamentar el correo a caballo, y conseguir telégrafo y estafeta para varios pueblos) hizo, 200 Km. de caminos carreteros uniendo los departamentos de Cruz del Eje, Minas, Pocho, San Alberto, san Javier y rió Cuarto, otros tantos Km. de caminos secundarios, uniendo a las villas entre si. Mas: ese camino tan largo que naciendo en Soto, atraviesa las Pampas de Achala, (inspiraron de lo que hoy se llama Camino de Altas Cumbres”). y hay Mas: Sembró de escuelas a los cuatro vientos la inmensa parcela de su curato, desde la villa del transito asta las cumbres del champaqui, hacia los bajos del Chancani, y hasta los altos del Pan olma, estableció Molinos para las moliendas del trigo y del maíz, y al no poder construir los diques en que soñaba, el de “Jaime” y el de “Ambul”, ya que para eso se nesecitaba la ayuda del erario de La Nación), abrió acequias y construyo canales, erigió infinidad de capillas, templos e iglesias; y algo mas, la Casa de Ejercicios Espirituales y el colegio internado regido por las hermanas religiosas, las Hermanas Esclavas.
Como sacerdote les enseño a amar a Dios sobre todas las cosas, pero también entendía que para llegar a Dios debían comenzar por respetarse a si mismos, mas de setenta mil paisanos en tandas de a cien y de a doscientos llevo a la casa de ejercicios, y si bien ocho días de meditación y penitencia no parecen muchos, fueron los suficientes para ir mejorando aquel elemento rudo, recio y bravío, aunque en el fondo de sus sentimientos: leal, noble y generoso… condiciones innatas de las criaturas que puso Dios en las montañas.
Extraído del relato de Carlos Di Fulvio “de su apostolado y su obra “Canto Brocheriano
Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s